👉 Consejos para seleccionar la mejor Póliza de Salud

Hay muchos factores que pesan más allá del precio a la hora de seleccionar la mejor Póliza de Seguro sobre medicina privada para ti, y no siempre la más cara es la más adecuada.

Cuando piensas en la cobertura médica, hay que hacerlo evaluando realmente qué es lo que se va a usar, para poder seleccionar el plan que más se ajuste a ello. Caso contrario uno puede terminar pagando de más por servicios que no necesita.

Consejos a considerar:

Verificar si lo más caro este cubierto: hospitalización, insumos, terapia intensiva, maternidad, medicamentos de alto costo, entre otros.

Busca información o asesórate acerca de los alcances de la póliza. ¿Que servicios crees podrás utilizar frecuentemente y son importantes para ti?

Localidad: la localidad de residencia y de viajes comunes nacionales e internacionales es una variable muy importante, ya que el alcance de la Póliza siempre va atada a una zona geográfica que debe coincidir con aquellas de movilidad de usted y su familia. No necesariamente hay que buscar el plan con mayor cobertura nacional. Generalmente si necesito llevar a mi hijo al médico, por ejemplo, suele ser a un especialista cerca. Hay clínicas que tienen sus propios planes en determinadas zonas, y eso puede ser óptimo porque es donde uno va a hacer las consultas de todos los días. No hay que descartar opciones regionales más económicas.

Mirar las necesidades médicas del grupo familiar: cada Póliza ofrece diferentes prestaciones como tratamientos odontológicos, psicológicos, estéticos, etc, factores variables que dependen de tus necesidades y de cómo está formado tu grupo familiar, por ejemplo quienes tengan hijos en edad escolar puede que necesiten planes que cubran tratamientos de ortodoncia, pero de tener un solo hijo, por ahí una persona termina saliéndole más barato pagar el 100% del tratamiento odontológico que buscar un plan de salud general mucho más caro.

Verificar clínicas de tu localidad: Aunque la Póliza tenga cobertura en la zona geográfica que resides o que comúnmente transitas, debes verificar que las clínicas de tu confianza estén cubiertos en el plan deseado. En tal sentido, uno debe mirar a dónde puede llegar a ir en caso de hospitalización.

Chequear el directorio de profesionales de confianza y cercanos: es muy importante según la composición de la familia o situación médica específica de alguno de sus miembros, el hecho de contar con profesionales de confianza en el directorio de cobertura del Plan.

Evaluar la opción de planes con copagos: para una familia con hijos grandes, o una joven y sin hijos, puede ser mejor comprar un plan con copagos (esto es, uno en el que el cliente pague una leve suma cada vez que hace una consulta). La mayoría de personas suele tener miedo al copago. Pero si uno tiene hijos grandes, que no van tanto al médico, pagar una baja suma por cada consulta puede ser mejor que tener un plan caro que cubra todo en muchos casos.